lunes, 12 de diciembre de 2011

al Panecillo en bici

Habíamos quedado con el amigo Christian, salir al ciclo paseo dominical, eran como las 10h30 cuando ¨topamos¨ en la plaza de los presidentes, y se me ocurrió plantearle que vayamos al Panecillo, ¨bueno dijo, vamos…¨. Así empezamos el trayecto normal del ciclo paseo hasta que llegamos a la 24 de mayo, subimos hasta San Roque y de ahí si a trepar por una empinada cuesta adoquinada, estuvo fuerte la pedaleada, ¡un poco fuera de forma he estado!, por no salir más seguido con la bici. Más o menos media hora nos tomo llegar a la cima.
¡Espectacular vista teníamos de la cuidad! , día soleado, cielo azul ¿que mas podíamos pedir?. Quito crece hacia las montañas, por los cuatro puntos cardinales, la vista se pierde en el horizonte.
Hace mucho tiempo que no subía al Panecillo y es la primera vez en bici, muy bonito todo, pero no ha cambiado mucho, en más de 15 años que fue la última vez que vine por aquí.
Encontramos los mismos kioscos de artesanías y suvenires, están armando recién el nacimiento gigante (se ve desordenado el asunto), quizás lo rescatable son los buses de dos pisos que traen a los turistas. Subir al mirador de la virgen cuesta $2.

Bueno, luego hacer las respectivas tomas, comer y comprar algo, nos dispusimos a bajar, creíamos que el descenso sería fácil, bajamos rápido por el adoquín, pero en plena bajada nos sorprendió una persecución al más puro estilo de ¡¨rápido y furioso¨!, era un auto blanco que bajaba huyendo a toda velocidad de la policía, y por poco, un servidor y su amigo pasan a mejor vida, si éran envestidos por este auto. Afortunadamente pudimos esquivarlo, y más abajo en San Roque la policía detuvo a los ¨angelitos¨.

Esta fue la historia, ¨que casi no es contada¨, y me deja una gran lección, ¡en Quito, todo es posible!, podemos pasar de la risa al llanto en segundos. Hay que tener mucho cuidado y estar siempre alerta a lo que pasa en nuestro entorno. Aquí dejo las imágenes, espero sean de su agrado.
video

video

video

Saludos cordiales a tod@s y hasta la próxima entrega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario